Nuestro blog

Sígenos en las redes sociales.

  • Home
  • Blog Dynamic
  • ¿Cómo gestionar nuestra imagen de marca y la reputación online?
¿Cómo gestionar nuestra imagen de marca y la reputación online?

¿Cómo gestionar nuestra imagen de marca y la reputación online?

Estamos en una era donde es necesario construir una marca que potencie nuestra imagen y también nuestra reputación en Internet. Avanzar en el mundo digital conlleva conocer las técnicas de branding a la perfección. Esto se aplica tanto al que está orientado a negocio como el personal branding. Este último es cada vez más habitual que las compañías investiguen a sus candidatos y rastreen sus perfiles en las redes sociales.

En el año 2009 un informe del diario británico The Times avisaba que 1 de cada 5 trabajadores usaban redes sociales como Facebook para verificar los antecedentes de candidatos a puestos de trabajo. Además, hasta el 75% reconoció que su decisión final de contratar o no a la persona se vio muy influenciada por esta consulta. Por ello, la reputación online es algo muy importante.

Pero, ¿cómo se gestiona la imagen y la reputación online?

La formación es algo fundamental, hay que adquirir nuevas competencias y conocimientos. Cualquier persona que quiere impulsar su presencia online, ya sea personal como la de un negocio, debe tener ciertas nociones digitales. Esto nos dará una imagen mucho más realista para asimilar que se trata de un proceso que requiere de planificación, constancia y mucha paciencia. Un buen asesoramiento también es importante y por ello, hay que dejarse aconsejar por especialistas.

Para potenciar nuestra reputación en Internet es conveniente realizar un análisis realista de qué se quiere transmitir y los puntos fuertes y diferenciadores de la marca. Esto es un paso muy importante porque permitirá definir objetivos y la estrategia a seguir. Nos debemos hacer varias preguntas como; ¿por qué?, ¿Para quién?, ¿a través de qué medios?, ¿cuál es el mensaje?, etc.

Si creamos un perfil digital lo debemos dar a conocer. Debemos comunicar aprovechando los medios que tenemos a nuestro alcance. Por ejemplo, es muy habitual publicar en las redes sociales los mismos contenidos que tenemos en el blog de nuestra página web. Pero no hay que olvidar que no todo el contenido vale para todas las plataformas sociales, ya que unas redes son mejores que otras para publicar imágenes, vídeos o texto. Y por otro lado, deberemos ser constantes y no esperar resultados inmediatos.

No nos debemos olvidar de alimentar nuestro ecosistema ampliando nuestro círculo e interactuando con todos los contactos. Nunca se sabe cuál puede tornarse en una nueva oportunidad de negocio.

Generar y compartir contenido de calidad potenciará al círculo de contactos. Por ello, deberemos analizar si la información que compartimos aporta valor. El objetivo debe ser seguir una estrategia constructiva que vaya en sintonía con el posicionamiento, la reputación, imagen y notoriedad que deseemos lograr.

Para saber si vamos por el buen camino, deberemos monitorizar y analizar las respuestas a las distintas acciones que realizamos. Por ejemplo, podemos empezar creando una alerta en Google cuando salga el nombre de la empresa o el tuyo propio mencionado en la página web. Si hemos seguido una estrategia de posicionamiento SEO para nuestro sitio web, soluciones como Google Analytics resultará muy efectiva para descubrir si vamos por buen camino o no.

Etiquetas: Herramientas de Comunicación

Redes Sociales

15 consejos y trucos para LinkedIn

El 73% de los trabajadores buscan sus candidatos en Internet y LinkedIn es una de las redes...

Leer más

Herramientas de Comunicación

Integrar WhatsApp en la estrategia eCommerce

WhatsApp cuenta con más de 1.200 millones de usuarios en todo el mundo y según...

Leer más

Marketing Digital

¿Cómo gestionar la reputación online de nuestra marca?

Es muy importante saber lo que se dice de nuestra marca en Internet, la opinión que...

Leer más